Introduce tu búsqueda

3 productos imprescindibles cuando tienes un bebé recién nacido

3 productos imprescindibles cuando tienes un bebé recién nacido

Mi bebé tiene ya un año. Bueno, para ser sinceros, tiene casi 14 meses.

Y sí, desde el momento en que me quedé embarazada, siempre me dijo todo el mundo que el tiempo pasa volando. Que no te das ni cuenta. Pero nunca imaginé que correría tanto.

Aquí Lucas tenía poco más de un mes. Foto realizada por Boo Studio de fotografía

Hasta los 4 meses y algo, más o menos. Parecía que el tiempo no pasaba. Pero desde entonces, no sé donde se van las semanas. Y más desde enero. Además, del proyecto de L’Alacena que tenemos en conjunto Beatriz, Laura y yo, yo trabajo por cuenta ajena. Y enero, cuando Lucas cumplió 10 meses, me reincorporé.

Supongo que entre la tienda y el trabajo, mis horas están mucho más ocupadas que cuando el peque tenía 4 meses. Y, por eso, el tiempo pasa taaaan rápido. Pero, me da una cosa…siento que crece demasiado rápido. Que aprende y evoluciona a pasos agigantados. Seguramente Lucas esté teniendo un desarrollo normal, como cualquier otro niño de su edad. Pero cada vez tengo más lejos a ese bebé, que hace unos meses no se separaba de mi.

¿No os pasa a vosotras?

Recuerdo el primer mes, lo perdida que estaba. No sabía ni qué hora era o en qué día vivía. Todo pequeño cambio me parecía un mundo. Y como en estos primeros meses apenas cambian los peques…. ¡os podéis imaginar la montaña rusa de emociones que tenía cada día! Desde el miedo a no saber si lo estás haciendo bien, las dudas cuando llora por qué será, comprarle mil tonterías para ver si así deja de hacer una u otra cosa…

En fin, que estás muy, pero que muy perdido. Y, al final, lo que siempre nos ha venido muy bien, han sido los consejos de otros papis. Papis que pasaron por lo mismo hace ya bastantes años. Ellos, te pueden dar una visión mucho más apaciguadora. ¡Todo pasa, son etapas! Otros que han sido papis hace poco, tienen más frescos pequeños detalles de cada etapa. Ellos te pueden prevenir un poco más a corto plazo y que esos cambios, sean algo más ligeros de llevar.

Este es Lucas hace unas semanas, cuando cumplió un mes. Y decidimos hacerle una sesión de Smash the Cake con Boo Studio

Pero, sobretodo, donde he podido necesitar más ayuda es en saber qué comprar o dejar de comprar. Hoy en día, hay millones de cosas para los bebés. Al final, a cada uno le van mejor unas que otras. ¡Eso está claro! Cada uno buscamos nuestros trucos, cada bebé es un mundo. Pero hoy he decidido compartir con vosotras los que, para nosotros, han sido las compras más importantes de estos meses. Esas que, si volviese a tener un bebé, repetiría sin dudar.

¿Quieres conocerlas? ¡Sigue leyendo!

Mis productos top para un recién nacido

Bodies abiertos por delante

Más bonitos, más coloridos o más blancos. Del diseño que quieras. Pero que tengan los botones delante. No te imaginas las guerras que llegas a tener con un peque para pasarles el body por la cabeza. Es cierto que es cuando tienen más mesecitos. Pero, cuando son recién nacidos, también simplifica mucho la tarea de vestirlos sin “desarmarlos”.

Nosotros los compramos sobretodo en Carrefour o Alcampo. Los precios son bastante normalitos y el algodón es muy bueno. Además, se suelen ajustar bastante bien de talla.

Pañalera

En la bolsa de cambio de los más peques llevamos de todo: pañales, varias mudas, muselina, cremas… Total, que si estás fuera de casa y tienes que ir al baño, por ejemplo, a cambiar al bebé, la tarea puede estar al nivel de la NASA. Nosotros descubrimos por casualidad esta pañalera de Oxo en Tutete. Y nos ha salvado la vida en más de una ocasión, sobretodo cuando he estado yo sola con Lucas.

Por un lado llevas las toallitas y en el otro puedes meter pañales, algo de ropa o alguna cremita. Vamos, lo imprescindible para un apuro rápido. Sin embargo, siempre se me quedaba el cambiador ahí un poco a desmano. Por lo que… en L’Alacena estamos preparando un modelo algo más completo que en poco tiempo podréis ver.

Nido

A los recién nacidos les encanta sentirse protegidos. Se han pasado 9 meses metidos en un espacio muy calentito y pequeño y así se sienten seguros. Por lo que los primeros meses de bebé, este nido les sirve de gran ayuda. ¡Y a sus papás también!

Nosotros lo llevábamos a todas partes, sobretodo las primeras semanas. Al salón para que estuviese con nosotros durante el día. Dentro de la cuna para evitar compara minicuna y cuna. De vacaciones cuando no teníamos cuna de viaje. Cuando fue mayor, para que estuviese sentado sin peligro de que se cayese y se hiciese daño. Y ahora, que duerme en cama, como protector para que no se caiga (sacado de la funda, eso sí. Para que tenga más amplitud). Vamos, que llevamos más de un año usándolo todos y cada uno de los días.

Por casa tenemos mil cosas, pero estas tres creo que han sido las más relevantes en nuestro día a día durante más tiempo. Otras, forman parte de determinadas fases. Unos días funcionan, luego ya no… Por lo que ahí es un poco más prueba y error.

 

Y, por supuesto, tenemos otras que no les hemos dado el menor uso. Pero esas os las cuento otro día 🙂

Vosotros, ¿tenéis alguna cosa de vuestros hijos de la que no os separaríais?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE
CLOSE