Introduce tu búsqueda

Centro de mesa

Centro de mesa de estilo africano, ¡inspírate!

Centro de mesa de estilo africano, ¡inspírate!

Llamadlo centro de mesa, llamadlo posavasos. Llamadlo como queráis, pero este set no puede faltar en vuestras casas. Hace un par de semanas os hablábamos del estilo decorativo Mud Cloth – si todavía no lo habéis leído, podéis hacerlo aquí. Nos llamó tanto la atención este estilo de decoración, que queríamos preparar algo así con nuestras propias manos.

Como ya os comentamos, una de las ideas con las que lanzamos el blog fue compartir trucos con vosotr@s. En L’Alacena creemos que cada persona tiene un artista interior. Sólo hay que encontrar la técnica que más encaja con las capacidades de cada uno.

Para estrenar esta sección del blog, hemos elegido una manualidad muy sencilla. Así, para ir de poco a poco. Se trata de un set de madera que perfectamente se puede utilizar de centro de mesa.

Centro de mesa de estilo Mud Cloth

 

¿Qué materiales necesitamos?

Si queréis hacer uno para vuestras casas, a continuación os detallo todos los materiales que necesitaréis.

  • Posavasos de madera. Nosotras los hemos escogido redondos, pero podéis elegir los que más os gusten a vosotr@s.
  • Un salvamanteles de madera. El nuestro tiene unos pequeños topes en la parte inferior para que quede levantado de la mesa.
  • Pintura efecto tiza o “chalk paint” blanca
  • Pintura acrílica dorado de efecto metálico
  • Un rotulador dorado
  • Gomaeva blanca
  • El nuestro es en spray con efecto mate porque, personalmente, huyo de los brillos. Y en spray es mucho más cómodo de aplicar, pero podéis utilizar el formato que más os encaje con el uso que vayáis a darle al centro de mesa.
  • Pinceles de varios grosores.
  • Lija
  • Cinta de doble cara u otro tipo de adhesivo para madera.
  • Cinta de carrocero para evitar que los diferentes colores se pasen de una parte de la madera a otra.

Set de salvamanteles y posavasos de madera

Materiales para pintar

¿Cuál es el proceso?

Queremos empezar el proceso por un consejo. Siempre que hagáis una manualidad con madera, mi recomendación es que lijéis antes de empezar a pintar. Muchas veces, dependiendo de dónde lo hayamos comprado, el objeto de madera suele estar algo “en bruto”. Así que siempre vienen mejor tratarlo un poco antes para que la pintura después coja mejor. Yo siempre doy dos capas de pintura. Y, para sacar bien el efecto del chalk paint, también es recomendable lijar entre cada capa y tras la capa final. Es decir, dos lijados en total. O tres si contamos el previo a empezar.

Una vez dicho esto… ¡manos a la obra!

Yo he pintado la parte superior del salvamanteles y de los posavasos de blanco. En el caso del salvamanteles, el lateral y la parte inferior van en dorado para que vaya a juego con los dibujos geométricos que haremos después. En el caso de los posavasos, he pintado sólo el borde en dorado. La parte inferior no la he pintado. Pero tendréis que seguir leyendo para saber por qué.

Man pintando salvamantel de madera

Mano pintando borde dorado

Y aquí va otro truco: si queréis que la pintura seque más rápido, ¡usad un secador! No lo peguéis demasiado a la pintura, eso sí. Pero tenedlo un ratito moviéndolo por encima de la superficie que hayáis pintado y ¡voilà! Listo en un abrir y cerrar de ojos.

Una vez tengáis las bases de madera pintadas, llega el momento creativo. Empaparos de los diferentes patrones geométricos que forman parte del estilo Mud Cloth. Y elegir los que más os gusten o más fáciles os parezcan. Podéis combinarlos cómo más os guste. ¡Imaginación al poder!

Este paso podéis realizarlo de dos maneras: a las bravas o a las detallistas. Depende de cómo os sintáis en ese momento.

Alas bravas, sería ir dibujando los patrones que hayáis elegido con el rotulador dorado. Pensad eso si, en la “organización” del espacio que vayáis a decorar.

Patrón de Mud cloth en dorado

Y a las detallistas consistiría en realizar primero en lápiz el patrón para poder realizar los cambios oportunos antes de usar el rotulador. Si lo hacéis así, os recomiendo que utilicéis una pintura no demasiado oscura – tipo gris claro – para que luego no deje mucha marca si no ponéis el rotulador en el mismo sitio exacto. Y no apretéis demasiado para que luego lo podáis borrar sin problemas con una goma.

Pintura gris sobre salvamanteles blanco

Una vez tengáis hecho todo el patrón. Os dais de besos por lo bien que lo habéis hecho y aplicáis el barniz para proteger bien el centro de mesa. Y ya nos queda el último paso: la goma eva.

¿Recordáis que os he dicho que no pintaba la parte trasera de los posavasos? Pues resulta que no lo necesito porque utilizo goma eva en su lugar. No es que sea vaga, es que de esta forma se protege más tanto el posavasos como la superficie donde lo dejemos. Además, este tipo de material evita que se mueva con tanta facilidad el posavasos.

Borde de posavasos dorado

En los topes del salvamanteles también lo he puesto. Además, al pintar me he dado cuenta de que uno de los topes estaba desnivelado y he aprovechado a nivelarlo poniendo en ese un poco más de goma eva.

Como el círculo es una figura un poco más complicada para recortar, yo he recurrido a un truco. El cúter es mi mejor amigo en estos casos. Así que he usado la base del posavasos como plantilla para recortar directamente sobre la goma eva y que así tuviese la forma perfecta. Para los topes del salvamanteles, podéis utilizar una troqueladora que es fácil encontrar de ese tamaño.

Cúter cortando gomaeva blanca

Y hasta aquí la manualidad que os hemos preparado. ¿Qué os parece? Lo más difícil es tener buen pulso para hacer los dibujos geométricos. Es bueno ir despacio para intentar tener la misma separación y el mismo tamaño. Pero no os ofusquéis si no queda perfecto. Al fin y al cabo, ¡es lo bonito de lo artesanal!

Set de posavasos de estilo Mud Cloth

Salvamanteles de estilo Mud Cloth

¡Ahora os toca a vosotr@s! Y podéis compartir vuestra creación en Instagram con el hasta #lalacena. ¡Estoy deseando ver qué combinaciones creáis!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.