Introduce tu búsqueda

La “receta de la abuela”, el secreto de La pompa que ríe

La “receta de la abuela”, el secreto de La pompa que ríe

¿Cuál es la receta para un jabón artesanal único? Cariño, recuerdos de tu infancia y mucha dedicación. O al menos, es la receta que yo he sacado tras hablar con Rocío, el alma que hay detrás de La Pompa que Ríe. Ella no lo sabe, pero somos seguidoras suyas casi desde sus inicios. La conocimos en uno de esos Mercados artesanales que se organizan de vez en cuanto en Madrid. ¡Y nos enamoró! El olor de los jabones, del detalle con los que los empaqueta y la sonrisa con la que te atiende. Toda una artesana de los pies a la cabeza. Gracias a las redes, sabíamos un poquito de su historia, pero teníamos ganas de saber de dónde viene tanta inspiración.

Si estáis buscando también la receta para hacer unos jabones especiales, ¡seguid leyendo! Os va a encantar su historia.

 

Hola! Soy Rocío Mora, en primer lugar me gustaría agradeceros vuestro tiempo y vuestro interés en nuestros productos, puesto que son el fruto de muchos años de dedicación y mucho cariño.

Soy una persona inquieta, curiosa e intrépida. Si algo me llama la atención, indago y profundizo. Me encanta viajar, conocer otra gente y perderme por lugares nuevos. Compagino muy bien mis dos pasiones: viajar (soy azafata de vuelo) y mi proyecto empresarial (La Pompa que Ríe), si bien es cierto que desde que he sido mamá, ahora mi pasión la acapara otra personita. .. jaja.

 

 

P: Háblanos de tus creaciones. ¿A qué dedicas tu tiempo? ¿Cuál es tu marca?

La marca empezó con la creación de jabones hace 6 años. Todo nació por la necesidad que notaba yo en mi piel de hidratación. En el avión se pasan muchas horas con falta de oxígeno y de hidratación. Notaba mi piel seca, y las cremas no eran suficientes. Necesitaba una hidratación interior. De ahí, salió mi primera colección de jabones. 6 pastillas cuya característica principal son la elección de productos naturales y vegetales y la combinación de estos para dar con una fórmula exclusiva, buscando un resultado sublime.

Una vez que los jabones ya estaban más que catados, empecé a indagar en un nicho de mercado que demandaba productos personalizados y cuidados: Las bodas, bautizos y comuniones. Pronto me posicioné rápido como empresa de referencia en el sector. Y ahí empezó la versión más conocida de La Pompa.

Pronto tuvimos que sacar un catálogo para dar opciones a los clientes. Sacamos nuevos productos, como los bálsamos labiales, elaborados igualmente con productos naturales, sin parafinas ni petróleos, y así poco a poco incorporamos nuevas ideas, que obviamente han ido evolucionando en los 6 años que lleva la marca.

Todos nuestros productos están hechos a mano porque queremos ofrecer un producto exclusivo y de calidad, con aromas que evoquen a tus momentos más felices.

Y si bien es cierto que lo importante está en el interior y que nuestros productos gozan de una calidad absoluta, también nos gusta cuidar los detalles. Por esta razón, ofrecemos un empaquetado lleno de amor, con preciosos papeles y totalmente personalizados.

Tenemos la suerte de haber podido hacer felices a cientos de parejas en el día de su boda a lo largo de estos años… ¡¡y nos encanta!! Por eso esperamos que entre nuestras páginas encuentres el detalle perfecto para recordar uno de los días más felices de tu vida, y que nos hagas a nosotras felices de poder compartir ese momento.

P: ¿Siempre te has dedicado a ello? ¿Cómo te lanzaste a ser artesana? ¿Qué te motivó?

El cariño con el que elaboro los jabones viene acompañado de una receta muy especial: la de mi abuela. Todavía recuerdo esos veranos junto a ella en el patio de Lopera, un pequeño pueblo de Jaén, donde pasábamos las tardes haciendo el famoso “Jabón de Lagarto” con el aceite tan típico de allí. En ese momento nació en mí un sentimiento mágico y me enamoré de los jabones.

Muchos años más tarde, decidí emprender una nueva aventura, en la que comencé a elaborar jabones naturales, siguiendo la fórmula que me enseñó mi abuela (en la que el aceite de oliva estaba presente en un 60% del jabón) y combinándolo con ingredientes tan buenos para la piel como la manteca de karité o el aceite de argán.

Al viajar tanto como azafata, me encantaba entrar en las tiendas parisinas en busca de jabones, o en las maravillosas tiendas americanas donde todo está tan bien puesto que te dan ganas de llevártelo todo. Siempre traía jabones allá donde fuera (otros traen imanes, yo jabones…jajaj). Y un día vi anunciado un taller de jabones, y me dije: voy a volver a hacerlos, pero con ingredientes atractivos, como el karité, el aceite de argán…. Y olores que a mí me gusten (mi pasión es la canela) y entonces ahí resurgió mi afán por la elaboración de los mismos.

P: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser “tu propio jefe”?

Lo mejor es tomar tus propias decisiones en base a tus intuiciones. Crear un producto íntegramente de tus ideas y de tu trabajo es muy reconfortante y puedo estar enormemente satisfecha y orgullosa del resultado. Tú te organizas tu tiempo y decides cuando parar. Eso está muy bien. Ahora, no todo es de color de rosa.

Igualmente es muy sacrificado, ya que muchas veces me he tirado hasta las tantas empaquetando jabones, haciendo pegatinas… y debes buscar el equilibrio porque si no, puede pasarte factura. Yo hace 2 años tuve que parar y decir: Hasta aquí, no puedo dar más. Y decidí tranquilizarme un poco. No puedes llegar a tanto con un trabajo que es puramente artesanal. Las horas del día son las que son, y llega un punto que tienes que rechazar encargos porque no puedes con todos.

P: ¿Cómo es tu espacio creativo? ¿Dónde encuentras la inspiración?

Trabajo en la parte de arriba de la casa. He pasado por varios lugares hasta ahora. Hace 2 años abrí un local en un centro comercial, pero tuve que retractarme y volver a “mi sitio”, que es el negocio online. Era demasiado exigente y al final, no podía estar a todo. Preferí centrarme en lo que realmente me gusta de mi proyecto, y es el hacer un detalle bonito para la boda de una pareja que me llama ilusionada, o bautizo de niños que han salido de bodas pomperas, o comuniones de niños cuyas madres repiten. Ese es el mayor de los regalos que me pueden hacer. La inspiración me viene según voy haciendo las cosas, y hay veces que son los propios clientes los que me traen su idea y al final es un bombazo!

Lo que la gente pide me aporta mucho a mí.

P: ¿Qué consejo darías a un artesano novel?

Sobre todo que disfrute con lo que hace, que el éxito ya vendrá. Si haces algo de primeras con intención de hacerte rico, te vas a frustrar y mucho. El hacer tu propio producto es muy sacrificado, y si quieres tener éxito tienes que trabajar mucho, y no siempre se consigue…así que simplemente disfruta haciendo lo que te gusta.

P: ¿Cuál de tus creaciones es la más importante para ti?

Mi mejor “encargo” fue el de mi propia boda! Regalamos velas, bálsamos labiales, jabones, y geles de baño. Todo personalizado. Pero como apuntaba antes, me llena de orgullo cuando vuelven a contactarme parejas que les hice la boda y ahora me llaman para el bautizo del peque, o madres que repiten, gente que viene recomendada…. De verdad que es una sensación de decir: “Bien Rocío, lo estás haciendo bien. “

P: ¿Cómo podemos conseguir tus creaciones? ¿Se pueden personalizar?

En la página web www.lapompaquerie.com puedes comprar todos nuestros productos, tenemos muchísimos productos para el hogar, como velas, ambientadores, mikados… cosmética para niños, papelería…y en nuestra sección de Detalles Personalizados puedes directamente personalizar tus detalles. También hay una sección de Pegatinas Personalizadas que tiene bastante éxito!

Todos son productos personalizados al 100%, desde el papel con el que envuelvo el jabón, hasta el olor, la pegatina, los colores del packaging…

P: ¿Impartes talleres?

No, aunque me lo han propuesto!! Pero nunca me he atrevido. Quizás en algún momento lo haga!!

¡Muchas gracias por contar conmigo para vuestro proyecto!

 

Si quieres leer más historias como ésta, de artesanos que llenan los rincones de nuestro país, visita nuestra sección ¿Conoces a…? del blog. ¡Descubrirás historias preciosas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE
CLOSE