Introduce tu búsqueda

Navidad, ¿te salen los regalos por las orejas? ¡Te cuento mi experiencia!

Navidad, ¿te salen los regalos por las orejas? ¡Te cuento mi experiencia!

Navidad, ¿te salen los regalos por las orejas? ¡Te cuento mi experiencia!

¡Qué diferente se ve el mundo regalo desde la perspectiva de padre!

Y es que, esta navidad, vivimos por primera vez la experiencia. Siempre he sido de la idea de que no hace falta regalar mil cosas a los pequeños. Valoro mucho más el tiempo que mi peque pasa con su familia que estar rodeado de juguetes y ropa.

Sin embargo, hay momentos del año en los que es difícil controlar la lluvia de regalos.  Navidad y su cumpleaños son dos fechas clave. En mi casa celebramos estas fiestas con toda la familia: tíos, abuelos… No somos una familia demasiado numerosa, pero tampoco demasiado pequeña. El día de Reyes, la tradición manda recorrer 4 casas. En cada casa coincidimos con varias personas, así que imaginaos el resultado.

Eso sí, tanto la familia de mi chico como la mía son muy respetuosos y comprensivos. Al ser el primer bebé desde hace tiempo, pensé que este año volvería con media casa nueva. Y, sin embargo, me sorprendieron para bien.

En diciembre escribí la carta de Lucas, ¡quedó muy mona! Hice como si él mismo la escribiese. Contando qué es lo que necesitan sus papás (una silla del coche, un saco para el carro…) y lo que él “realmente” quería: juguetes. Antes de escribirla, había leído el post de “La regla de los 4R” en el blog de Trucos de mamás. Os recomiendo que lo leáis y compartáis con la familia. Pues no es necesario más que cuatro regalos útiles, para hacerles felices.

¿Qué le regalamos nosotros?

Uno de estos regalos es algo para fomentar la lectura. Y de ese nos encargamos nosotros. Me encanta leer y creo que es un hábito súper bueno para el desarrollo de los niños. Que, tristemente, se está perdiendo poco a poco. Leo con Lucas un poquito todos los días. A veces no presta mucha atención porque está jugando. Pero otras veces sí que le gusta sentarse en mi regazo y ver pasar las hojas.

Por eso quería que recibiese un cuento de nuestra parte. En octubre estuvimos en USA con él y decidimos traernos un par de libros de recuerdo. El de Reindeer of the year era sensorial, por lo que se lo dimos en el mismo momento para que jugase en las horas de coche que teníamos durante el viaje. Y el de How to catch a snowman lo reservamos para reyes.

Con ambos potenciamos la lectura, el aprendizaje de idiomas y, más adelante, los verá como un recuerdo con una historia detrás. No son simples libros, son recuerdos de familia. Y os puedo asegurar que todos los días “juega” con ellos. Le llaman mucho la atención los libros en general. Incluso más que los juguetes en sí. Así que de momento parece que estamos yendo por el buen camino.

Para el resto de la familia, les dejamos libertad a la hora de regalar a Lucas. Eso sí, les pedimos que fuesen juguetes que potenciasen la autonomía del niños, de madera y si eran artesanales, ¡mucho mejor!

¿Qué le regalaron a Lucas?

Aquí os pongo las imágenes y los links de los regalos que recibió. La verdad es que me encantaron. Y me encanta ver cómo Lucas va descubriendo cómo usarlos. Probando diferentes formas, buscando las diferentes texturas… ¡todo un acierto!

Picafuerte xilófono de Hape
Palo de lluvia de Hape
Pelota Montessori de Sol Solete
Juego de laberinto de Ikea

Y vosotr@s, ¿cómo se portaron los reyes en vuestras casas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.