Introduce tu búsqueda

Salvamanteles a la medida de los mejores anfitriones

Salvamanteles a la medida de los mejores anfitriones

Salvamanteles a la medida de los mejores anfitriones

Esta navidad, decora tu mesa con este salvamanteles de bolas de madera un tanto diferente. La manualidad que os traemos hoy viene patrocinada por… CACTUS COMPLEMENTOS. Expertas en complementos de plata y aficionadas en el mundo de las manualidades, su propuesta de este mes seguro que os encanta. ¡Manos a la obra!

Hasta ahora, todos los salvamanteles que conoces tienen un tamaño fijo. Diferentes tamaños para ajustarse a diferentes platos, tazas, bandejas… Pero este salvamanteles, sirve para todo lo que quieras usar.

Se trata de una cinta salvamanteles que, al enrollarla, podrá tener el tamaño que necesites. Sólo tienes que decidir con qué usarlo y darle las vueltas necesarias. En uno de los extremos tiene un botón y en el otro un ojal. De esta forma, podrás sujetar ambos extremos de la cinta.

Este tutorial es muy sencillito de hacer. Ya verás como en pocos pasos podrás tener listo tu salvamanteles. Si te apetece pasar un rato entretenido, ¡sigue leyendo!

Materiales que necesitas
  • 50 bolas de madera natural de 16mm
  • 1 metro de cola de ratón de 2mm del color que más os guste
  • Un par de botones de madera de 20mm
¿Cuál es el proceso?

Esta manualidad es muy, muy sencilla. Seguro que no necesitas ni leer la explicación. Pero, te vamos a dar algún que otro truquillo por eso de que no te vayas con las manos vacías.

En un extremo de la cola de ratón haz un ojal con un nudo de unos 5 cm. Así tendrás holgura para poder enlazarla con el otro extremo de la cinta. Aprieta bien el nudo. La cola de ratón está formada por finos hilos sintéticos, por lo que si ponéis cerca un mechero, se derretirán y fijarán mejor el nudo. SI sobra un poco de cabo, mételo por dentro de la primera bola que pongas.

Una vez tengas listo el nudo, el siguiente paso es fácil: mete las 50 bolas por el resto de la cola de ratón. Yo las he escogido de tamaño mediano, pero puedes hacer un degradado de tamaño o cogerlas más grandes. Simplemente, piensa antes qué resultado quieres obtener y para qué vas a usar el salvamanteles. No es lo mismo usarlo para ponerlo con una maceta que con una taza de café.

Una vez tengas todas las bolas ensartadas, te debería quedar un trozo de cola de ratón libre de unos 7 cms. Lo vamos a usar para poner los botones de cierre. Yo he puesto un par para hacerlo más vistoso. Una vez hayas metido la cola de ratón por ambos agujeros, sólo nos queda hacer un nudo para sujetarlas bien. Y seguiremos el mismo patrón de seguridad que con el nudo del principio.

Y así… tienes listo tu salvamanteles. Si quieres ir más allá, puedes pintar las bolas de madera. Yo soy aficionada a lo natural, así que sólo la he barnizado con spray mate para proteger la madera. Pero, si las quieres pintar, te aconsejo que uses una caja de cartón y pongas las bolas en pinchos de madera cruzados de lado a lado. De tal madera que cuando uses pintura en spray, puedas cubrir toda la bola sin problema. Además, así inviertes menos tiempo y la caja evita que manches el exterior. ¡Recuerda siempre utilizar guantes!