Introduce tu búsqueda

Viajar sin salir de casa, manualidades en familia

Viajar sin salir de casa, manualidades en familia

Viajar sin salir de casa, manualidades en familia

Viajar es lo que inspira a BOO STUDIO, patrocinadora de la manualidad de este mes. Un estudio de fotografía que apunta maneras. Sesiones de recién nacido, embarazada, en familia, comuniones… Patricia, la fotógrafa que hay detrás de esta bonita marca, hará tus sueños realidad.

Boo Studio Photography

Me encanta descubrir nuevas culturas, diferentes formas de interpretar la realidad. Creo que conocer gente de diferentes partes del mundo te hace crecer como persona. Sé que en España tenemos muchas cosas bonitas por descubrir. Playas preciosas, montañas verdes, rincones llenos de encanto.  Pero viajar no es sólo monumentos. Es más allá. Es aprender. Ver. Descubrir diferentes maneras de ver el mundo.

Paseando por las calles de Malta

Al fin y al cabo, dentro de un mismo país a una misma realidad, con una cultura y tradiciones comunes. No me malinterpretes. Adoro mi país, con sus pros y sus contras. Su gente, sus fiestas, el buen tiempo y las tapas. Pero soy de crearme mi propia identidad. Ya sabes: “bienvenido a la república independiente de mi casa”.

Momentos zen en Japón

De esos primeros viajes, siempre volvía con una postal de cada ciudad que visitábamos. Y creedme, al poco tiempo, acabé teniendo unos cuantos álbumes llenos. Cada dos por tres los miraba. Ahí solitarios en una estantería. Y no podía pensar en que poco pintaban ahí esas postales. Nadie las podía ver. Y algunas eran realmente preciosas.

Elige tu camino en California

Indagué por Pinterest y cuando me casé, supe cómo darles el lugar que merecían.  Hice limpieza al más estilo Marie Kondo. Me quedé las que realmente me hacían feliz. Porque eran más bonitas. Porque el viaje había sido más especial. O porque me había gustado más esa ciudad o país que representaban. Y con ellas cree la manualidad que os traigo hoy. ¿Imagináis qué puede ser?

Se trata de un cuadro hecho con las diferentes postales. Necesitáis muy pocos materiales. Es algo muy sencillo, incluso para hacer con los peques. Y puede convertirse en una tarde en familia de lo más entretenidos. Además del lado emotivo que tiene.

Materiales que necesitamos
  • Postales o fotos
  • Cartón pluma

Podéis hacerlo con postales o con fotos, que será todavía más chulo. Si lo hacéis con foto os doy una recomendación. Las fotos son más endebles que las postales, por el material en el que están impresas. Así que es bueno reforzar su base. Un poquito de cartulina gruesa, cartón pluma o goma eva pegados en la base, harán que tengan más estabilidad y protegerán mejor la foto.

Como base para el cuadro he cogido un cartón pluma blanco de 70*47 cms. Y me cupieron 19 postales. Os recomiendo que elijáis primero las fotos/postales que queráis usar. Pero no perdáis de vista el hueco donde vayáis a poner el cuadro. No vaya a ser que se os vaya de madre el tamaño.

Lo bueno de usar el cartón pluma como base del cuadro es que es muy ligero y auto adhesivo. Lo que facilita mucho la labor de colgado. Nosotros lo tenemos puesto encima de una estantería, pero para gustos colores.

Si queréis darle un toque tridimensional, que es lo chulo, reservaos un poco de cartón pluma. Cortad pequeños trozos y pegadlos por la parte de detrás de cada postal. Para dar tridimensionalidad, yo he jugado con dos niveles de altura. Es decir, en unas postales ha sólo un trozo de cartón pluma pegado y en otras hay dos (uno pegado encima de otro). Es una labor muy sencilla, pero el resultado es muy guay.

Recordad que estamos encantadas de ver qué resultados tenéis con nuestras manualidades. Etiquétanos con #lalacena para ver tus creaciones. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.