Introduce tu búsqueda

Cemento y papel, materiales complementarios gracias a Weekend Designers

Cemento y papel, materiales complementarios gracias a Weekend Designers

Ya sabéis lo que nos gusta descubrir técnicas nuevas, materiales e ideas. Pues los artesanos que os traemos este mes, los descubrimos así. Cotilleando un poco por internet en busca de nuevas técnicas. Así descubrimos que el mundo del cemento tiene muchas más posibilidades que las de construir una casa. Y nos topamos con este precioso proyecto. Quién diría que papel y cemento podrían convertirse en “hermanos” teniendo unas características tan opuestas. Relájate en el sofá y disfruta de la aventura de Weekend Designers a través del cemento.

Somos Eve y Ada, dos asturianos afincados en Barcelona y juntos formamos Weekend-designers.

Todo empezó, sin quererlo casi, 15 años atrás cuando nos fuimos a vivir juntos. Ambos somos personas con mil proyectos en la cabeza y cuando decidimos mudarnos a un piso en común teníamos claro que necesitábamos una habitación dedicada a estudio creativo. Hasta ahí todo normal.

Con el tiempo ese estudio fue cogiendo peso.

Somos personas muy inquietas, creativamente hablando, y siempre estamos aprendiendo cosas nuevas: Serígrafía, plata, cuero, carvado, estampación…  En algún momento de todo ese proceso, el estudio se convirtió en un taller con un montón de herramientas y materiales para crear todo tipo de cosas.

Un día, el cemento llegó a nuestras manos casi por casualidad. Y, como un material más, lo incorporamos en el taller. Fuimos testando toda su versatilidad de manera muy amateur (nuestra primera lámpara la hicimos con bote de patatas fritas).

Poco a poco fuimos entendiendo el material y sobretodo, aplicando todo ese conocimiento que habíamos aprendido de otros materiales y técnicas. Lo que nos ayudó muchísimo a encontrar nuestro producto con nuestro toque.  Era el año 2016 y formamos Weekend-designers.

P: ¿De dónde sale el nombre de vuestra marca?

Bueno, como todos los artistas no empezamos desde cero dedicándonos a esto. Los dos teníamos nuestro taller en casa, pero la realidad es que ambos trabajábamos y yo (Eve) lo hacía casi siempre viajando por parte del país o Europa entre semana teniendo nada más que el fin de semana para dedicarle a la marca.

Así que como sólo le podíamos dedicar tiempo durante los fines de semana se nos ocurrió que no podíamos tener otro nombre que Weekend-designers.

Ahora que hace tiempo que no trabajamos por cuenta ajena, no nos vamos a cambiar el nombre que además nos recuerda cómo empezamos.

P: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser “tu propio jefe”?

Lo mejor es que puedes convertir tu ocio en un trabajo que sabes que disfrutas y que tienes ganas de hacer crecer.

Lo peor, son las horas que le dedicas y que sabes que si tuvieras un horario en una empresa por cuenta ajena tendrías posiblemente más vida social jajaja.  En realidad, el tiempo nos pasa volando y como es tu pequeño proyecto no miras cuánto le has dedicado.

P: ¿Dónde encuentras la inspiración?

En muchas de nuestras piezas hemos encontrado la inspiración en el origami.  Un pliego de papel doblado tiene muchas más posibilidades de lo que uno piensa. Si lo miras con los ojos adecuados. Además, el papel en sí es casi el antagonista del cemento: suave, ligero y delicado. Conseguir esas sensaciones en el cemento es todo un reto.

Pero también nos inspiran otras cosas: un cuadro en una cafetería, una baldosa en la calle. Y, a veces, la inspiración viene de la nada, estando en el taller. De repente tienes algo en tu cabeza que sabes que puede funcionar.

P: ¿Qué procesos sigues? ¿Qué materiales utilizas?

Pues a nivel de materiales la respuesta puede parecer muy sencilla: cemento.  Pero es verdad que en el proceso de crear una pieza nueva entran en juego muchos y muy diferentes materiales. Por ejemplo, cuando creamos una pieza de la colección origami, los primeros bocetos se hacen muy a la antigua: con papel, regla y lápiz. Trazando líneas para trabajar un plegado.

Después de varios intentos, si el resultado es lo que buscábamos, entonces empezamos a pensar el volumen de la pieza y cómo podemos aplicarle ese plegado. Es todo un trabajo completo a mano con papel como único material.

Si hemos encontrado la forma perfecta entonces entra en acción la silicona: Evidentemente, el cemento no se puede modelar como la cerámica y se tiene que trabajar con moldes de silicona. Todas nuestras piezas están creadas  a partir de moldes que hacemos nosotros mismos.

La silicona en sí es un material del que hay que aprender aparte. Cuando empezamos a hacer nuestros primeros moldes todo era un desastre. Tiempos de secado, burbujas por doquier… ninguna pieza salía cómo pensábamos. Poco a poco hemos ido aprendiendo y entendiendo el material y ahora nos llevamos bastante bien.

La silicona nos permite convertir en realidad las piezas de origami. Que después de ser papel, pasan a ser molde para después ser la pieza final en cemento.

P: ¿Qué consejo darías a un artesano novel?

Que no se compare con nadie. Cada uno está en el nivel que está y todos hemos pasado por hacer cosas muy de principiante para llegar a hacer cosas más profesionales. Disfrutar cada etapa es lo mejor.

P: ¿Cuál de tus creaciones es la más importante para ti? ¡Cuéntanos alguna anécdota!

Definitivamente la lámpara de origami POMPEIA.

Esta lámpara fue nuestra primera creación a partir de una pieza de papel. Y abrió la veda a todos los productos que hacemos ahora inspirándonos en esta técnica.

La verdad es que crearla fue todo un reto, las expectativas que teníamos eran bastante bajas y alucinamos cuando vimos el resultado. Nos abrió un mundo de posibilidades que hemos ido exprimiendo hasta ahora.

P: ¿Cómo podemos conseguir tus creaciones? ¿Se pueden personalizar?

Pues una de las características de nuestras piezas es que la variedad de colores es infinita. Eso hace que no podamos ofrecer un artículo en un color concreto en la web sino que van variando a medida que los vamos creando. Pero también tiene la particularidad de poder hacer piezas casi al gusto por encargo.

Un ejemplo de ellos son los maceteros y los tótems. Ambos llevan una base hexagonal y se puede personalizar tanto el color de la base como el de la maceta.

P: ¿Impartes talleres?

Sí. Por fin, después de varios meses volvemos a retomar el tema de los talleres.

Recientemente (junto a Botón de nácar) hemos abierto una tienda física en el barrio de gracia en Barcelona: Bilíbibol.

En ella hemos preparado un espacio para dar talleres ( de cemento, macramé y más cosas) y en nada lo pondremos todo en marcha.

¡Muchísimas gracias Mireia y Beatriz por darnos esta oportunidad! Vuestro trabajo hace que pequeñas marcas como la nuestra puedan seguir soñando con cambiar el mundo!

Si quieres leer más historias como ésta, de artesanos que llenan los rincones de nuestro país, visita nuestra sección ¿Conoces a…? del blog. ¡Descubrirás historias preciosas!

Comentarios (2)

  1. Mil gracias por la entrevista bonitas! Ha sido una experiencia genial! Esperamos que la gente lo disfrute tanto como nosotros!

    Eve y Ada
    Oct 10, 2020 Responder
    • Tan bonita como vuestro proyecto y vosotros! Muchas gracias por haberos unido a la familia y habernos contado una historia tan bonita.

      Mireia
      Oct 10, 2020 Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE
CLOSE